jueves, 11 de diciembre de 2008

6 no humor

Un día con Ramón.

Ramón como cada uno de nosotros es un ser mas entre miles y miles y muchos pero muchos (enserio) seres malhumorados de este planeta.
Cada mañana se prepara unas tostadas y las putea, se ata los zapatos y los putea también, primero al derecho y luego con ese pisa a l izquierdo.El ya conoció a la persona que podría cambiar su vida, pero la puteo por saludarlo.

2 comentarios:

María Virginia Bertetti dijo...

Me recuerda a los habitantes de cierta megalópolis en la orilla del río paraná...

Juaneme Taboada dijo...

El mate amargo, el "quelevachachè" de Cortazar, las facturas y la puteada de cada dìa. Un desayuno argentino!
Y puteò por saludar al desvìo en su camino...menos mal que Ramòn no debe ser de los que se preguntan:¿què hubiera pasado si...?

Saludos cìclicos